DEFINICIÓN DE SEO Y SEM


Uno de los conceptos que más escuchamos en marketing digital es SEO. También escuchamos hablar de SEM y, para una oreja inexperta, es increíble cómo los dos conceptos se pueden confundir. Aunque tienen puntos en común, son muy diferentes. Por eso, hoy vamos a hacer un recorrido breve para principiantes sobre los dos conceptos, para después explicar cuáles son sus usos principales y cómo podemos aprovecharlos sin necesariamente dedicarnos a ello.

¿QUÉ ES SEO?

SEO significa Search Engine Optimization, u optimización de los motores de búsqueda, como puede ser por ejemplo Google. Es ante todo un proceso orgánico, lo que quiere decir que no es pago. Esta es la diferencia fundamental. Se trata de la mejora de la visibilidad de nuestra web en los resultados de búsqueda de los buscadores, de forma tal que estén posicionados de la mejor forma posible.

Para poder tener una estrategia de SEO adecuada, tenemos que tener en cuenta muchas variables. Por ejemplo, tenemos que considerar el algoritmo usado por los buscadores, las palabras claves, el diseño, el contenido –fundamental-, links, indexación, y más, cosas que revisaremos dentro de algunas líneas.

¿QUE ES SEM?

SEM significa Search Engine Marketing, y aquí reside la diferencia fundamental. Mejoramos el posicionamiento de nuestras páginas a través del pago de publicidades. En algunos lugares, SEM puede ser tomado como un concepto amplio que también abarca SEO, y generalmente los encargados de optimizar se ocupan de estos dos asuntos. Pero es importante distinguir entre ambos.

SEO no requiere que hagamos ninguna compra, mientras que SEM sí. Pero también tiene sus trucos, pues tiene que ser una compra inteligente, pues tenemos que saber qué palabras estamos comprando y para qué, y distribuir de forma correcta el presupuesto que se nos ha dado. Por suerte, cada agencia o empresa puede tener a un experto encargado de esto.